Comienzos ABN

Desde hacía tiempo quería empezar a enseñar las matemáticas con el método abn, ya que he asistido a varios cursos de formación en abn, diferentes jornadas y a charlas… He puesto en práctica alguna cosilla con los distintos grupos de alumnos que he tenido. En mis clases he incorporado alguna rutina abn y algún juego para reforzar el cálculo mental. Pero nunca he dado las matemáticas 100% abn.

Never stop learning

¿Por qué no he utilizado el método abn antes?

Siempre me ha coincidido que he estado en cursos donde los niños y niñas ya se habían iniciado en el método tradicional y tenían libro de Matemáticas, por lo que era complicado hacer abn. Pero esto también me ha servido para darme cuenta que el método tradicional no funciona. He podido ver que a los alumnos a partir de 2º de primaria dejan de gustarle las matemáticas y empiezan a decir que se les dan mal. Ya en 3º se aprencia grandes lagunas en la resolución de problemas y el cálculo mental.

Me doy cuenta que los alumnos no entienden los problemas. Y no es porque tengan una mala comprensión lectora como se suele decir, sino que a lo largo de su vida escolar han manipulado muy poco con materiales.

¿Por qué cambiar de método?

Os voy a poner un ejemplo de un niño que tuve el curso pasado en 3º de primaria. Se llevó a casa el Libro viajero de problemas para a partir de una imagen inventarse uno. Cuando llegó a clase se lo leyó a sus compañeros:

“Tengo 5 piruletas y me he comido 3. ¿Cuántas piruletas me he comido en total?”

El niño lo resolvió delante de sus compañeros y para ello eligió una suma (5+3= 8). Ni los niños de clase ni yo entendíamos porqué hacía eso, con lo fácil que era el problema. Lo leyó varias veces para que se diese cuenta de que no estaba bien y lo corrigiera. Pero no había manera. Utilicé rotuladores para representar la situación porque eran cantidades pequeñas pero ni así… él decía que había que sumar. Le preguntamos porqué hacía eso y nos dijo: “es que… el problema dice en total”.

Pues bien, alguien le había dicho alguna vez que si en un problema aparecía la palabra “total”, había que sumar. El niño se había aprendido eso. Al igual que si dice “más” hay que sumar y si dice “menos” hay que restar. Daban igual los datos o lo que decía el problema. En ese momento comprendí la importancia que tiene que los niños representen los problemas con diferentes objetos, que manipulen con sus propias manos, que experimenten diferentes situaciones…

Ahí decidí que quería cambiar. No quiero seguir enseñando las matemáticas sin que los niños las entiendan. A mí me las enseñaron así. Siempre he pensado que se me dan mal y que no son lo mío.

Iniciándome en el abn

Este curso he cogido las Matemáticas de 1º de primaria, para empezar con el método abn desde abajo.

Tengo la suerte de que en mi colegio en Educación Infantil ya se trabaja con el método abn. Incluso se utilizan los libros de texto de Anaya de abn. Por lo que la mayoría de los niños que tengo en clase ya conocen los números hasta el 100.

Los niños de 1º tienen libro de Matemáticas tradicional, porque la mayoría de los profesores de primaria no veían viable trabajar sin libro. Por eso, aunque hago abn todo el rato en clase, utilizo el libro como repaso. La mayoría de las veces lo utilizo de tarea para casa y hay páginas que no hacemos. Aún así no nos llega el tiempo para hacer todos los juegos de abn que queremos. Poco a poco os iré contando cómo trabajamos en clase y lo bien que se lo pasan los niños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *